Sobre mí

Soy un animal escénico que recorre el camino con entrega, constancia y una gran curiosidad que me ha llevado a bucear en las aguas de los diferentes lenguajes escénicos. Disfruto enormemente de encarnar personajes complejos que me invitan a reflexionar y a celebrar la vida en todos sus colores y manifestaciones. Cada personaje es una oportunidad para abrazar la humanidad que nos une a tod@s. Dirigir es para mí priorizar esa historia que debe ser contada y guiar a actrices y actores para que se entreguen a ella. Escribir me permite atrapar al vuelo esas historias que flotan en nuestras vidas para plasmarlas en el papel con el sueño de ser encarnadas en el escenario. Enseñar es sobre todo acompañar a aquellas personas que se exponen con cada paso que dan hacia el escenario y aprender de ellas.

Mi esencia es la de un colibrí que revolotea entre las flores de la palabra, el cuerpo y la voz para nutrirse con su néctar en aras de un crecimiento personal y artístico orientado a ayudar a otras personas.

Mi propósito es facilitar que el espacio escénico sea una oportunidad de crecimiento y exploración. A través de mi trabajo como actriz, directora, dramaturga y docente habito el escenario para ayudar a que tanto los proyectos de los que formo parte como l@s artistas con los que trabajo consigan habitarlo también. Interpretar, dirigir, escribir y enseñar son las preciosas herramientas con las que desarrollar mi propósito.

Mi recorrido artístico comenzó en la infancia ligado a la gimnasia rítmica y a la escritura. Después me centré en la danza y me formé profesionalmente en esta disciplina. Ejercí como bailarina y profesora de baile a la vez que me formaba en interpretación y técnica vocal siguiendo así mi exploración de las artes escénicas. Cursé mi formación profesional de interpretación en la escuela El Timbal además de tomar cursos especiales de interpretación a cámara, comedia, monólogos y stand-up comedy en varios centros de formación artística. Asimismo, me gradué en técnica Meisner cursando el programa de Javier Galitó-Cava, formación que supuso un antes y un después en mi desarrollo como artista y como persona. Participé como actriz en el largometraje “Mayombe Paula” de Randy Machado; en varios cortometrajes como “Encuentros y desencuentros” de Miquel Sitjar, “Espacio cerrado” de Manel Mateos, “Las mil y una posibilidades” de Zhu Shijiao; y en la webserie “Proyecto Adelfa” de Andrea Caba entre otros. En teatro he trabajado en obras como “Exiliadas” (Dir. Ricard Boluda), “Amor matern” (Dir. Montse Bernat), “Instrucciones de vida” (Dir. Marc Mercader) y en el musical “Fantasmas” (Dir. Rossella Scalzi).

Actualmente soy directora teatral y estoy inmersa en los proyectos “Íncubo” de la compañía Las incesables y “El síndrome Hitchcock” de la compañía ETC Teatre. A esto se suma mi experiencia durante seis años como directora de grupos coreográficos.

En estos últimos años retomé mi pasión por la escritura, pero esta vez en el terreno de la dramaturgia. Me he formado principalmente en la Sala Beckett de la mano de autores como Sergio Blanco, Javier Daulte, Rafael Spregelburd, Marilia Samper y Abel González Melo. He escrito tanto monólogos (“Cara y Cruz”), como obras largas (“Espejos”), como obras de formato breve ( “Enmascarad@s” , “Ataduras”).

Hace diez años que me dedico a la docencia. Comencé impartiendo cursos y talleres de baile para, más recientemente, pasar a impartir clases de interpretación, entrenamiento corporal para actrices/actores y dramaturgia

Paralelamente a esta formación artística, desarrollé mi formación humanista licenciándome en Ciencias Políticas, cursando los másteres de Gestión de la inmigración y de Gestión Cultural así como diferentes cursos de desarrollo personal, coaching, programación neuro-lingüística, emprendimiento en las artes escénicas, musicoterapia y resolución de conflictos.

Gracias a mi pasión por los idiomas (hablo: gallego, español, catalán, inglés, francés y portugués) he podido descubrir diferentes maneras de ver y nombrar el mundo además de disfrutar de bellísimas oportunidades de viajar e impartir clases en diferentes países.

Toda mi carrera está profundamente ligada a mi propio desarrollo personal y sobre todo al hambre por seguir aprendiendo de cada proyecto en el que me embarco y de cada persona con la que me encuentro en la travesía vital y artística. Poder contribuir al mundo habitando el escenario, entregándome a la vida de los personajes, escribiendo sobre esas vidas o ayudando a través de la dirección y la docencia a que otras personas se entreguen a ello es un maravilloso regalo.

Mi compromiso con el arte es total y creo en la belleza de la humanidad que reside en el interior de cada persona.